Ingredientes necesarios para un ecosistema de capital de riesgo

Posted on by Leonardo Navarro

This entry was posted in Venture Capital and tagged , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Dentro y fuera de los Estados Unidos, no hay déficit de académicos, economistas, gobiernos, o gremios que se dediquen a la tarea de descubrir cuáles son los elementos necesarios para imitar al ecosistema de capital de riesgo de los Estados Unidos, que igual gesta a un Apple que a un Facebook. El propósito de este ejercicio – conocer cuáles son los elementos indispensables para que el capital de riesgo pueda nacer, desarrollarse, y florecer – no es trivial. Al contrario, sus resultados son de gran interés para burócratas, entrepreneurs, managers e inversionistas por igual.

Sencillamente, se necesitan tres elementos para que existan transacciones de capital de riesgo: el inversionista, el emprendedor y un marco legal. Cuantificar estos factores, sin embargo, resulta difícil.  ¿Qué indicador revela la existencia de capital para emprendedores? ¿Cómo se mide y compara el “emprendedurismo”? ¿Qué elementos distinguen a una legislación “amigable” hacia el capital de riesgo de todas las demás?

Los académicos contestan estas preguntas a través de regresiones estadísticas. No obtendrán respuestas, pero sí obtienen correlaciones positivas que sugieren una causalidad entre un elemento y el capital de riesgo. A principios de los 90s, Leslie Jeng y Philippe Wells compararon la industria de capital de riesgo de 21 países, descubriendo que el nivel de ofertas públicas, montos administrados por fondos de pensiones, políticas públicas y rigidez del mercado laboral tienen distintos efectos sobre los flujos de capital de riesgo. (The Determinants of Venture Capital Funding: Evidence Accross Countries)

Astrid Romain y Bruno van Pottlelsberghe, por su parte, construyeron modelos estadísticos – una simplificación de la realidad – que simulan la oferta y demanda del capital de riesgo. Ellos evaluaron el efecto del número de fondos existentes, las tasas de interés y la tasa tributaria sobre la oferta de capital de riesgo.  Para cuantificar la demanda, consideraron el crecimiento del PIB, las oportunidades técnicas, la cultura emprendedora, la tasa tributaria, y la tasa de interés. (The Determinants of Venture Capital: Additional Evidence)

El surgimiento del capital de riesgo en países emergentes complicó aún más este ejercicio ya que las condiciones de Beijing o Santiago son muy distintas a las de California o Massachusetts. El ambiente de negocios de México o Jordania tiene más en común con el de India que con el de Estados Unidos o Israel. Es por esto que se crearon herramientas analíticas que integran investigación académica con experiencia práctica para comparar las condiciones imperantes en distintos países. La Asociacion de Capital de Riesgo de Latinoamerica (LAVCA) compara y contrasta a a los países de América Latina con mercados como España o Taiwán en su Tabla Anual de Resultados (Annual Scorecard). Un vistazo basta para entender porqué Chile, Brasil y México son los tres mercados de capital privado y capital de riesgo más atractivos de Latinoamérica, por ejemplo.

Pero, volviendo a los tres elementos fundamentales para el capital de riesgo – inversionista, emprendedor y marco legal – ¿cuál es el más importante de todos?

En China, por ejemplo, la ausencia de una legislación amigable al capital de riesgo no fue impedimento para la multiplicación de las transacciones. A pesar de grandes rezagos en la aplicación de sus códigos mercantiles, de protección intelectual y de protección al inversionista, solamente en 2010, 220 empresas chinas salieron a la bolsa gracias al capital privado y al capital de riesgo.

La industria de capital de riesgo india se desarrolló a pesar de importantes restricciones a los flujos de capital. Hasta los principios de la década pasada, el gobierno indio había implementado legislaciones distintas para los inversionistas locales y para los inversionistas extranjeros. Sin embargo, a pesar de esto, 154 fondos extranjeros han invertido en este mercado “desconocido y exótico”.

Lo irremplazable es, por tanto, proyectos en qué invertir. La expansión de los flujos de capital de riesgo en China e India descansa en las oportunidades derivadas de las altas tasas de crecimiento económico y la expansión de la clase media. El capital de riesgo estadounidense, por su parte, florece gracias a sectores de la economía altamente innovadores en tecnológica y operaciones, a pesar de un bajo crecimiento de la economía en su conjunto. O los emprendedores participan en un crecimiento general de la economía  o en un pedazo de ella.

Parece ser que, en cualquier ecosistema, podrá faltar todo, menos el crecimiento y la innovación.

Leonardo Navarro ha trabajado en Taipei y Beijing en los sectores público y privado. Es Editor de China Latin Diaries, una revista bilingüe sobre China y Latinoamérica y de Just Tell Me Where To Go, una reseña de los mejores lugares del mundo. Es MBA/MA por Wharton en finanzas y chino mandarín. Siga a Leonardo en Twitter.

A 3 les gusta este post.

Artículos Relacionados

Guía rápida para organizar fondos de capital privado en México II

La semana pasada publicamos la primera parte de esta Guía rápida para organizar fondos de capital privado en México donde se describe la Organización de un fondo de capital privado. A continuación la segunda parte. Reglas Básicas que debe contener un … Leer más

Guía rápida para organizar fondos de capital privado en México I

La presente Guía, que se publica en dos entregas, pretende ofrecer un panorama muy general sobre la organización de fondos de capital privado y el levantamiento de capital privado en México. De ninguna manera es exhaustiva, sino que explora los temas … Leer más

INCMty 2015

Se está construyendo la edición 2015 de INCMty, el festival de emprendimiento más importante de Latinoamérica, donde emprendedores, innovadores, inversionistas y organismos vinculados al emprendimiento nos reunimos para aprender, hacer networking y anunciar iniciativas. En la edición 2014 hubo: Más de 8 mil asistentes … Leer más

Comentarios